Reiki, Kundalini Yoga i Tarot espiritual en Andorra

CURSOS REIKI

CURSOS_REIKI2

 

 

 

 

 

La enseñanza Reiki está dividida en tres grados y la maestría.

NUESTROS CURSOS:

Después de cada curso y de las respectivas iniciaciones, el estudiante estará capacitado para canalizar la energía universal en beneficio propio y en el de los demás, elevando los cuerpos físicos y etéricos a niveles vibracionales más altos.

La Maestra de Reiki te inicia en los distintos niveles, activando y potenciando tu habilidad para canalizar energía. Una vez activada, dicha capacidad queda activa en la persona para siempre, sea cual sea el nivel, e independientemente de que practique más o menos. A través de esta energía conseguimos equilibrar nuestro cuerpo físico ayudándonos a acelerar la propia capacidad del cuerpo para auto curarse.

DURACIÓN Y METODOLOGIA:

El curso se realiza en un fin de semana intensivo. Actualmente ofrecemos tres cursos: Reiki I, Reiki II, Reiki III y Maestria.

MAESTRA:

Los cursos son impartidos directamente por Raquel Larrauri, maestra experta en el sistema Usui Shiki Ryoho Japonés, federada y diplomada en Usui Tibetano por la federación española de Reiki. Con una experiencia de más de 13 años avalados por la satisfacción de cientos de alumnos formados y pacientes tratados con las terapias reiki.

FECHAS Y HORARIOS:

Consultar nuestro Calendario

PRECIOS:

Consultar

Para más información y reservas llamar al: (+376) 828 928.

PLAZAS LIMITADAS

REIKI UNO:

El primer grado abre los canales energéticos y permite al alumno transmitir energía a nivel del cuerpo físico, para sí mismo y para los demás.

Se enseña que es el Reiki, su historia, sus principios y sus reglas, los posibles usos, las posiciones de las manos para el tratamiento y para el autotratamiento, se realiza la meditación de Reiki uno que tiene la finalidad de poner al alumno en contacto con sus guías y finalmente se les efectúa la sintonización de primer grado, realizando después prácticas entre ellos.

Al recibir la sintonización los maestros ascendidos le asignan uno ó varios guías ó ángeles que también fueron canales reiki, cuya misión será conducirles y asistirles en sus sesiones Reiki, guiarles en sus meditaciones y en su camino de evolución hacia la luz y servir de puente entre ellos y la energía universal de amor.

La iniciación es un proceso de purificación y sintonización de la energía individual con la energía del amor incondicional, se levantan los bloqueos energéticos, proporcionando el equilibrio y la armonización de los chakras, comenzando la apertura de los canales energéticos, otorgando así al alumno la capacidad de transmitir la energía a través de sí mismo y de sus manos, fluyendo cada más, a medida que más se utiliza.

Efectos de la sintonización de primer grado: La sintonización de Reiki uno, actúa especialmente sobre los chakras superiores cuarto, quinto, sexto, y séptimo y sobre los chakras secundarios de las palmas de las manos, liberando de bloqueos el camino de la energía en nuestro organismo que entra por el chakra corona, desciende por el chakra del tercer ojo y el de la garganta hasta el chakra corazón, desde donde sale por los chakras menores de las palmas de las manos, realizándose los siguientes ajustes vibratorios:

a) Armoniza y abre el cuarto chakra del corazón para acercarlo a la frecuencia de vibración más alta del amor curativo, influenciando al timo que es una de las glándulas que regulan la circulación energética en nuestro organismo.

b) Sintoniza el chakra de la garganta que es un centro de comunicación, transmitiendo a nuestro yo interior que una nueva etapa ha comenzado.

c) Actúa sobre el sexto chakra del tercer ojo reactivando nuestras facultades extrasensoriales como la clarividencia, la clariaudiencia y la intuición.

d) Activa el séptimo chakra corona para que desde ahora podamos contactar y transmitir la energía universal con el simple gesto e imponer las manos.

e) Reactiva los chakras de las palmas de las manos o puntos lao-gong, que quedan convertidos en los puntos de salida de la energía.

f) Tras la sintonización, los alumnos quedan convertidos en terapeutas reiki, siendo canales transmisores de esta energía curativa universal para siempre.

En el plano físico se produce una desintoxicación y por ello el alumno debe seguir un periodo de depuración de tres semanas (21 días). Esto es debido al aumento del nivel vibratorio. La energía negativa que hemos guardado en el cuerpo en forma de bloqueos y patrones emocionales tiene un nivel vibratorio más bajo. Con la amplificación repentina del nivel vibratorio, la energía más densa que no puede resonar con estas más sutiles empiezan a liberarse. Es un proceso lento, que trabaja aproximadamente 3 días en cada uno de los 7 chakras, siendo interesante hacer un diario de los cambios que se van notando.

Algunos signos típicos del resultado de esta limpieza ó depuración son: sensaciones extrañas, cambios emocionales, sueños más vívidos ó profundos, aumento de la mucosidad, catarros, diarreas, erupciones cutáneas o llagas en la boca, micciones más frecuentes, salivación y sudor más abundante que puede ir acompañados a veces con ligeros mareos o vértigos, cosquilleos, temblores o sensaciones inusuales de calor ó frío. Estos síntomas no indican un malestar físico, sino que nuestro cuerpo sé esta adaptando al nuevo nivel de energía porque en su campo energético ha entrado mas KI del habitual que a aumentado su vibración y por ello, necesita ciertos cambios para asimilarlo y aceptarlo.

Además de esta depuración física, la sintonización produce una sanación emocional y espiritual ya que al eliminar los bloqueos energéticos y aumentar la frecuencia vibratoria de su campo energético le produce una sensación de estar más cerca de Dios, de forma que el contacto con esta energía universal amorosa y curativa, le proporciona también un nuevo nivel de auto confianza en sí mismo, a la vez que se produce una expansión de la conciencia y un avance espiritual.

Como resultado del contacto con esta energía aumenta nuestra capacidad de percibir el mundo externo, y se abre una nueva actitud hacia nosotros y hacia los demás, activándose nuestras potencialidades y facultades, volviéndonos más tolerantes y compresivos con nuestros semejantes.

Durante este proceso de limpieza es muy beneficioso darse un autotratamiento de Reiki justo antes de dormir por la noche y otro al despertar por la mañana. Si se continúa con este hábito después de haber completado la limpieza, el crecimiento interior continuará y la energía se volverá cada vez más sutil. Una actitud de gratitud y una sensación de abundancia empezarán a fluir naturalmente en la vida del practicante.

Con la sintonización del grado uno, el maestro inserta los símbolos Reiki correspondientes en el aura del alumno, colocándolo en contacto permanente con la energía universal, pero no se revelan ni se enseñan los símbolos ni su utilización hasta el segundo grado.

REIKI DOS:

Después de haber experimentado un tiempo con el nivel uno y comprobar los efectos que produce en nosotros el contacto con la energía universal, sentimos que necesitamos el segundo grado para seguir avanzando en nuestra senda espiritual.

En el segundo grado el alumno recibe tres símbolos de Reiki, que son las llaves para que la fuerza vital actúe en una dimensión más profunda i amplia. Con ellos se logra la capacidad de transmitir energía sanadora a nivel mental y emocional, e incluso ofrecerla a distancia. La energía aumenta su vibración abriendo al practicante a niveles más sutiles de conciencia. La transmisión de la energía universal curativa al nivel mental-emocional del receptor, permite incidir en las causas espirituales de la enfermedad física para ayudar al paciente a contactar con su yo Superior, y nos abre las puertas para el contacto con los grandes maestros Reiki y con nuestros guías espirituales y con otros guías Reiki.

Se hace la sintonización, que sitúa los símbolos en el aura del alumno quedando insertados en ella permanentemente, de forma que el alumno queda capacitado para la transmisión de energía a distancia, para intervenir en el plano mental y emocional, para efectuar las numerosas aplicaciones terapéuticas del reiki y para comunicarse con los maestros Reiki y sus guías espirituales.

Con este grado y utilizando el símbolo mental-emocional, podemos conducir la energía directamente al inconsciente de las personas para actuar sobre las pautas y aspectos negativos psíquicos emocionales, mentales o espirituales que quieran ser mejorados.

REIKI TRES:

Con el grado tres se enseña otro símbolo más, que aumenta la potencia de nuestra conexión con la energía universal y con el mundo espiritual. Incrementa la potencia de nuestras transmisiones, porque con el grado tres podemos canalizar mayor cantidad de energía y también porque aumenta la frecuencia vibratoria de la energía que transmitimos. Se enseña también ejercicios de Chi-kung para almacenar energía, así como a tomar contacto con la línea hará, se realiza la meditación de tercer grado y por último se realiza la sintonización.

MAESTRÍA:

La maestría permite la transmisión de la enseñanza y la iniciación de otras personas en el método Usui de Reiki, convirtiendo a otros en canales de transmisión de la energía universal y en el se enseñan:

Dos nuevos símbolos que se utilizan exclusivamente para las sintonizaciones, las variantes de los diferentes símbolos, la manera de realizar las sintonizaciones, y la forma de enseñar Reiki en cada uno de los grados, se realiza una meditación y finalmente la sintonización de maestría.

Cuando utilizamos la energía Reiki, estamos aplicando energía-luz, tratando de recuperar y mantener la salud física, la mental y la espiritual, es un método natural de restaurar, equilibrar y curar los cuerpos, creándole un estado de armonía al ser.

Reiki es un camino de expresión del amor a través de la energía universal. Amor primero hacia nosotros mismos como manifestaciones que somos de esa energía universal, facilitando nuestro propio desarrollo personal, y Amor hacia nuestro prójimo, cuando actuamos como canales de esa energía en su beneficio.